download theme

Bonus for new user http://bet365.artbetting.gr 100% bonus by bet365.

bet365.artbetting.co.uk

A+ A A-

SOÑAR A LO GRANDE Destacado

Con sólo 18 años, Valentina Raposo cumple en Mar del Plata el sueño de su vida; entrenar junto a Las Leonas. Su carrera deportiva, siempre ascendente, invita a soñar a lo grande.

 

Juega al hockey en Popeye desde los 6 años. Hoy, a los 18 y siempre con el acompañamiento de su familia, ya cosecha títulos y distinciones a lo largo de todas las divisiones por las que pasó y los Seleccionados que la convocaron. Es seleccionada salteña desde los 12, y desde entonces, Valentina Raposo suma reconocimientos como Mejor Jugadora y goleadora de los torneos locales, regionales y nacionales.

Luego del Torneo Vendimia jugado en 2019 en Mendoza, ella fue convocada a su primera concentración nacional junior.

Ese mismo año, fue distinguida y becada por el Concejo Deliberante de Salta y ternada en su disciplina como mejor deportista.

 

El año pasado, fue convocada en dos ocasiones para entrenar en el Cenard; en setiembre y en diciembre. 

En enero de este año, Valentina viajó convocada para entrenar en Buenos Aires del 11 al 20 de enero, junto a las Leoncitas. Allí participó de dos ante India. Tal fue su rendimiento, que Retegui la sumó al plantel mayor y junto al Seleccionado Mayor, jugó 3 amistosos más. 

Hoy, junto a Las Leonas y bajo las órdenes de Chapa Retegui, Valentina concentra en Mar del Plata y en sus momentos libres, conversa con SALTA HOCKEY.

“Entrenamos todos los días en doble jornada, aunque también lo hicimos en tres tunos. Siento que tengo un poco cargado los cuádriceps, pero seguro ya se me pasa”, piensa ella optimista mientras se prepara para el próximo tuno de entrenamiento.

La “benjamina” de la concentración - comparte habitación con Sol Pagella de San Fernando-, confiesa sentirte muy bien en el grupo. “Todas me preguntan cómo me siento, si estoy cómoda. Son todas muy piolas”.

Un dia en la vida de Valentina Raposo

En esta nueva experiencia junto a Las Leonas, Valentina se levanta generalmente a las 8:15. Bajan a desayunar. Su desayuno son dos tostadas una con huevo y queso y otra con queso y mermelada con un café con leche y ensalada de frutas.

Se van a cambiar y salen a entrenar cumpliendo el primer turno. El trabajo termina alrededor de las 13, almuerzan, y descansan hasta el segundo turno. En esta ocasión, es gimnasio, correr o entrenamiento en cancha. Regresan al hotel, hacen hielo, se bañan y bajan a cenar.

El domingo pasado tuvieron tarde libre, así que aprovecharon para ir a la playa y merendar.

Disfruta y aprovecha a pleno esta enorme oportunidad. Se nutre de cada práctica, cada momento, cada charla. Y alimenta su sueño de ser una leona. “Todas las jugadoras más grandes son como mis ídolos, pero Piti D’Elía, re”, confiesa desde allá.

Exitos, Vale!!! 

Valora este artículo
(2 votos)
volver arriba